viernes, 31 de mayo de 2013

¿que es el k-tape?




Seguro alguna vez viste a un deportista con las “vendas/bandas de colores”.

El K-Taping es una terapia que no sustituye, sino que complementa, a los tratamientos convencionales (laser, ultrasonidos, crioterapia, etc), ofrece a los médicos y a los fisioterapeutas formados en su aplicación, una valiosa herramienta para tratar de forma eficaz a sus pacientes y permitirles un rápido retorno a la actividad deportiva, 

Es en el campo de la medicina del deporte donde el k-tape se presenta como una técnica terapéutica muy versátil, con múltiples usos potenciales, ya sea en la prevención como en el tratamiento de las lesiones deportivas.

A diferencia de los clásicos estribos / vendajes con leuco o vendas elásticas que implican una inmovilización del segmento lesionado, el uso del k-tape permite al deportista realizar todo el rango de movimiento articular, siendo este aspecto un punto clave en la recuperación del deportista en quien siempre intentamos evitar que esté inmovilizado durante mucho tiempo y pierda fuerza o resistencia.


Los usos potenciales del k-tape son muchísimos y muy variados; no solo para lesiones musculares o tendinosas como tendinitis, contracturas y desgarros, también sirve frente a lesiones articulares o ligamentosas como esguinces, para tratar patologías neurológicas que cursan con parálisis o hipertonía, para tratar inflamaciones puntuales, dolores menstruales, etc.
 
No hay nada de mágico en el tratamiento; el K-tape es una cinta elástica de algodón con un acrílico termoactivo que le permite permanecer adherido a la piel (y se adhiere mas cuando aumenta la temperatura) es resistente al agua y transpirable por lo cual una aplicación durará varios días (según la calidad de la marca, zona y nivel de actividad física, la aplicación puede durar entre 14 hrs hasta 6- 7 días). 

También factores como la transpiración, el exceso de humedad y los cuidados que se le brinden condicionaran el tiempo de permanencia de cada aplicación.

Las cintas tienen una elasticidad comparable a la del músculo humano por lo cual no producen limitación funcional. 
Tienen el mismo PH que la piel y son hipoalergénicos.

Usar un k-tape produce 2 efectos: se estimulan sensores de la piel propioceptivos, actuando así a nivel del tono muscular, postura, etc y por otro lado ejerce un efecto “sopapa”…levanta la piel sobre la que esta adherido, aumentando el espacio intersticial y contribuyendo a disminur la inflamación y el edema.

El terapeuta además puede colocar el tape aplicando tensión hacia alguna zona en especial, buscando efectos específicos como relajar músculos o contraerlos...brindar soporte a una articulacion con ligamentos lesionados, etc...

De esta forma, la terapia con k-tape bien realizada ayuda a aliviar el dolor por inflamación, aporta estabilidad y soporte a las estructuras lesionadas ... sin limitar la movilidad  y por tanto favorece un rápido retorno del deportista a su entrenamiento. 

También es posible usarlo como prevención de lesiones o recidiva de lesiones en pacientes susceptibles…por ejemplo se pueden hacer “estribos” de tobillo en quien padece debilidad en la zona a efectos de prevenir esguinces.



Hay pocas pero puntuales e importantes contraindicaciones para el uso de esta terapia, otra razon que invita a los pacientes a recurrir a personal capacitado en anatomía y biomecánica  para su colocación.
Usos mas frecuentes de la terapia:
- Contracturas musculares (cervicales, lumbalgias)
- Tendinopatías agudas.
- Periostitis.
- Fascitis
- Esguinces de tobillo o rodilla .
- Corrección del exceso de pronación o hipermovilidad del pie.
- Distensiones o desgarros musculares.
- Drenaje linfático.



Como palabras finales destacar que, si bien es posible encontrar en google cantidad de videos que explican como son las aplicaciones, no basta con pegar la cinta sobre la piel sino que debe aplicarse una tensión en el sentido correcto para lograr el efecto deseado. Solo un buen diagnostico asegura que la aplicación que se elige sea la correcta, y solo un médico formado en medicina del deporte puede hacer un diagnóstico certero acerca de la causa de su lesión deportiva. 

No se auto-medique