domingo, 28 de julio de 2013

Periostitis




La periostitis tibial es una lesión frecuente en todos los deportes que impliquen correr.

El dolor comienza de forma insidiosa, y se localiza a nivel de la cara interna de la tibia  al principio el dolor se siente solamente al finalizar los entrenamientos, sobre todo los que se realizan sobre terreno duro, pero mas adelante, el dolor se instala ya al empezar a trotar, y en casos mas avanzados el dolor persiste todo el día, incluso en reposo.

Si bien se suele decir que la periostits es una inflamación a nivel del periostio ("la telita que cubre al hueso") la realidad no es tan sencilla.

Se trata de una lesión por estrés óseo cuya severidad tiene varios posibles grados, desde una ligera reacción que no da síntomas, pero puede detectarse de forma precoz con un centellograma, hasta el grado mas severo que es la fractura por estrés.

Su etiología responde al impacto, correr por superficies duras, mas tiempo de lo que su esqueleto está habituado a hacer, con un calzado o una técnica que no sean adecuadas o cometiendo errores en la planificación del entrenamiento son las causas mas frecuentes.

Al igual que la mayoría de las lesiones en deportistas de resistencia, la periostitis es, por tanto, una lesión por sobre-carga /sobre-uso uso.

En ocasiones se presenta un dolor que simula la periostitis pero responde a una causa muscular, contracturas o tracción sobre el periostio desde los musculos tibiales. Un médico especializado en medicina del deporte podrá diferenciar la causa al examinarlo y ordenar los estudios necesarios.

Es frecuente que corredores principiantes manifiesten periostitis, esto se debe a que su esqueleto y sus músculos no están habituados a correr, y aunque el entrenamiento sea pocos días a la semana y a una intensidad fácil para el sistema cardiovascular, es una sobrecarga importante para los huesos quienes demoran de 6 a 12 meses en adaptarse a las nuevas demandas de ejercicio y en ese periodo son mas propensos a lesionarse. Situación similar puede ocurrir en el deportista de años que incrementa de forma brusca su kilometraje (por ejemplo para preparar maratones)

Respetar los tiempos de adaptación del organismo es la clave para sacarle el maximo jugo al entrenamiento y evitar las lesiones.

Factores de riesgo para periostitis:

- Principiantes (corredor con menos de 3 años de experiencia) que corre 5 o mas veces por semana.
- Corredor que aumenta mas de 10km a su kilometraje semanal de forma brusca y sostenida durante 2-3 semanas.
- Corredor que no realiza al menos 1 día de descanso deportivo por semana.
- Cualquier persona que corra por la ruta, por la calle, por las ciclo-vías o por la rambla, o que estando habituada al terrenos blandos (tierra, pasto) cambia parte de su kilometraje semanal por terrenos mas urbanos.
- Persona que no lleva en control del kilometraje en su calzado y siga usándolors pese a haber superado la vida útil de éstos
- Corredor que use calzado no adecuado (por ejemplo si pesa 80kg y usa calzado ligero para 60kg, uso de calzado mixto o de competencia para entrenamientos de fondo largos, etc)
- Pronador que usa calzado neutro.

Sobre el tratamiento

Obviamente no voy a dejar los piques de tratamiento porque sino me quedo sin pacientes, pero hay que mencionar las básicas.

La periostitis a veces es "sobre auto-diagnosticada" (y lo pongo entre paréntesis porque me refiero a que el corredor siempre asume que todo dolor en esta zona es una periostitis y en vez de consultar empiezan un tratamiento por su cuenta).

No todo dolor en cara anterior de pantorrilla es una periostitis, hay que diferenciarla de contracturas musculares o tendinopatias, para orientar el tratamiento y corregir la causa primaria.

El tape es útil tanto en la contractura como el la periostitis ya instalada, pero la técnica de aplicación es diferente para cada caso así que hacer diagnostico correcto entre ambas es requisito indispensable para que la terapia k-tape sea efectiva.

Usar medias de compresión reduce las vibraciones a nivel de la pierna y puede permitirle tolerar mas kilómetros a alguien con periostitis


Una lesión que ocurre como consecuencia de una carga de kilometros inadecuada requiere SI o SI bajar la carga de entrenamiento, y en casos evolucionados detener completamente el deporte que implique correr mientras se aplican tratamientos analgésicos y anti-inflamatorios.
Pero por supuesto que le vamos a indicar realizar entrenamientos cruzados para no perder la forma física ni la masa muscular mientras dejamos descansar al segmento lesionado.
Luego podrá a pasar a entrenar en una elíptica, con un gesto deportivo mas parecido a la carrera, cargando la pierna pero sin impacto, y luego de manera progresiva retomar el entrenamiento habitual (progresiva significa que tardará 1-2 meses en retomar la intensidad y el volumen que tenia previo a la lesión y que seguro no va a competir hasta pasados los 3 meses de la primera consulta con el medico), siempre habiendo identificado y corregido el error que llevo a la periostitis en primer lugar para evitar las recidivas.



Bueno, para no aburrir más voy dejando la nota por acá.

Me voy a correr!
(por el caminito de tierra)