jueves, 24 de abril de 2014

Cigarro y Deporte

El tabaco es responsable de gran parte de las muertes en nuestro país y en todo el mundo.
Cada cigarrillo tiene cerca de 3 mil sustancias químicas y ninguna de ella es buena para la salud, se estima que de ellas cerca de 100 son cancerígenas y las no cancerígenas son pesticidas, alquitrán, nicotina, etc.
Fumar reduce de 5 a 10 años la expectativa de vida y te mata principalmente por el desarrollo de: cáncer de pulmón, EPOC-enfisema, aterosclerosis e infartos cerebrales y cardíacos
La nicotina es sumamente adictiva (parecida a la cocaína) y el resto de las sustancias del cigarrillo se encargan de ir produciendo alteraciones en el cuerpo que desembocarán en dichas enfermedades.

Quien fuma tiene menos oxigeno en su sangre y más monóxido de carbono, esto hace que se fatigue enseguida si quiere hacer deporte.

Además tiene los pulmones dañados por el alquitrán y todas las porquerías del humo de tabaco que se depositan en los alvéolos, y aunque respire hondo, no va a poder oxigenarse tanto como alguien con pulmones limpios.

Otros efectos del cigarrillo son: sube el colesterol, bajan las defensas y aumentan las enzimas de la coagulación (riesgo de trombosis)

Cigarro y deporte

Cuando hablamos de deporte se lo asocia con la salud…y sin embargo muchas personas que hacen actividad física de forma recreativa fuman, incluso algunos deportistas fuman, muchos profesionales del deporte fuman... 

Un mito bastante difundido es que si hago actividad física anulo los efectos negativos del cigarrillo. Esto es FALSO, quien fuma y hace deporte se expone a un riesgo extra que quien fuma y se queda quieto, porque el ejercicio incrementa las demandas de oxigeno del cuerpo. 

Unos pulmones llenos de secreciones (reactivas a los químicos del cigarro), y a una sangre rica en monóxido de carbono no van a poder hacer frente a esas demandas aumentadas de oxigeno. La persona se va a fatigar antes.

Cuando uno fuma; la FC se eleva durante 90 minutos aproximadamente, esto juega en contra si el ejercicio es intenso…y si la persona además padece de presión alta o problemas cardiacos, el resultado del cigarro + ejercicio, es una bomba de tiempo lista para estallar en cualquier momento.

Fumar produce broncoespasmo y eso altera la capacidad de ventilar los pulmones (y evidentemente el rendimiento deportivo).

Si bien NO se le recomienda nadie que fume (así como tampoco se le va a decir que tome alcohol o consuma cocaína), si un deportista viene a la consulta y nos dice que fuma y que no piensa dejarlo, debemos aconsejarle que al menos evite fumar 5 horas antes y 5 horas después del ejercicio…en esa ventana podría a oxigenarse un poco mejor y sus músculos lo van a agradecer (claro que esta oxigenación nunca va a ser tan buena como la que logra un no fumador)
Me recuerda el caso del que está a dieta y se pide un Mc Combo 4 doble pero con coca Light.

El fumador suele ser adicto a la nicotina, sin embargo, también hay un fuerte componente psicológico en la adicción al cigarrillo: la costumbre de fumar por la mañana, después de almorzar, cuando hay ansiedad, aburrimiento o en una situación social.

Cuando uno deja de fumar, aparecen síntomas de abstinencia porque el cuerpo “extraña” la presencia de la nicotina:
- Alteraciones del estado de animo (ansiedad, mal humor, irritabilidad)
- Alteraciones del sueño (insomnio o somnolencia)
- Problemas para concentrarse
- Aumento del apetito.

A las 48-72hrs de haber dejado de fumar ya a limpiado su cuerpo de nicotina…pero las ganas de seguir fumando se mantienen debido a ese componente psicológico.
Por esa razón cuando un paciente quiere dejar de fumar el mejor enfoque es el multidisciplinario, con medicamentos, apoyo psicológico individual o grupal, etc.
Además la persona debe estar convencida de los beneficios que dejar de fumar le va a producir, si no está convencido, difícilmente lo consiga.

El deporte juega un papel importante en el tratamiento de la adicción al cigarrillo.
La persona empieza a notar que cuanto menos fuma mejor rinde en el deporte, se siente mejor, con más energía y se recupera más rápido.

Empieza a asociar que si fuma antes de correr va a toser mucho, y que si no lo hace entonces no tose tanto…eso incentiva a dejar de fumar.

Socializar con gente deportista que no fuma también ayuda, en las reuniones sociales el cigarrillo deja de ser un objeto frecuente y salir a fumar pasa a ser algo sobre lo cual avergonzarse o tener que dar explicaciones, en vez de considerarse normal.

Finalmente el acondicionamiento físico que uno logra al hacer deporte puede ayudar a revertir algunos de los efectos nocivos que el cigarro había dejado en el cuerpo: bajar el colesterol y el LDL, reducir la aterosclerosis, reducir el riesgo de infarto y accidente cerebrovascular, mejorar la memoria y el humor al mejorar la oxigenación en el cerebro, etc.

Programas para dejar de fumar: 
- Mutualistas privadas, ASSE y HC
http://www.fumadorcero.com.uy
http://www.ctmontevideo.com.uy/serviciosdejardefumar.html