sábado, 8 de febrero de 2014

CORRER CON LLUVIA


Febrero no nos da tregua, la lluvia ya es cosa de todos los días y los meteorólogos auguran otra semana bajo agua.

Las alternativas son dos: o dejamos de correr hasta marzo....o nos lanzamos a entrenar bajo la lluvia...ninguna de las dos suena particularmente motivadora.

Pero cuando uno corre con algún objetivo, cuando tenemos una fecha límite para prepararnos o cuando corremos por motivos de salud, no podernos darnos el lujo de estar 2 semanas sentados en el sillón mirando por la ventana

A veces no nos queda otra más que cumplir con el entrenamiento, pese a las condiciones climáticas…

Es normal que nos paremos en la puerta, miremos la lluvia y se nos pase por la cabeza abandonar, pensemos en que no vamos a poder hacerlo, que se nos va a mojar toda la ropa,  va a estar frio y ventoso y nos tentemos de dar vuelta, cambiarnos de ropa y quedarnos a mirar alguna película, frente a estas dudas previas debes pensar que: 

- Una vez que estés trotando no vas a pasar frío aunque llueva
- ibas a tener que bañarte y lavar toda la ropa de todos modos
- Si hacía mucho calor, la lluvia puede ser refrescante y de lo más agradable
- Nunca viene mal un “lavado” al calzado deportivo.

Obviamente hay que tener sentido común y si las condiciones climáticas son muy adversas es preferible quedarse en casa que arriesgar a salir bajo la lluvia (después de todo, perder 1-2 días de entrenamiento no va a tirar a la basura todo el trabajo realizado previamente).


No es el objetivo de esta nota discutir si está bien o si está mal, si quien lo hace es un héroe o es un loquito. Partimos de la base que sabes que si llueve no vas a poder entrenar con la misma calidad que en un día despejado, pero has decidido hacerlo de todos modos.

 Correr con lluvia implica asumir y considerar la presencia de ciertos riesgos específicos:

- Pavimento resbaladizo y barro en los canteros.

- Tráfico complicado (los conductores andan "como locos", los taxistas apurados por hacer muchos viajes, los ómnibus llenos de gente).

- Días oscuros: el corredor que “aparece de pronto” en un cruce, puede no ser avistado por un conductor que venga algo distraído, así mismo la falta de luz puede hacer que sea más difícil ver obstáculos en el terreno, como pozos etc.

- Viento: riesgo de que caigan ramas por ejemplo.

- Dificultad para ver bien si la lluvia nos cae de frente en los ojos.

- Y como diría la abuela "no te mojes que te vas a resfriar!!"



Algunos puntos a tener en cuenta antes de salir a correr con lluvia:

- Adaptar la indumentaria y el calzado a las condiciones climáticas y al terreno en el cual se va a correr:

Observar el estado de la suela del calzado antes de salir, evitar los que estén muy gastados, muy lisos ya que el riesgo de patinar sobre el asfalto y caer es alto. Si vamos a correr por el pasto o caminos de pedregullo y tierra llevar calzado de trail (con surcos profundos en la suela para mejor agarre) ya que es probable que el pasto esté encharcado y debamos cruzar por sendos charcos de agua y barro en los caminos de tierra

Usar camperitas de nylon para protegernos de la lluvia en febrero no es recomendable. Si bien nos mantienen secos, también guardan el calor que generamos: vamos a transpirar mucho y tal vez deshidratarnos, empeorando el rendimiento e impidiéndonos disfrutar de la corrida.

Elegir ropa adecuada a la temperatura y de tela muy transpirable, de calidad, de esas que se secan en pocos minutos (evitar algodón y dobles capas). Hay marcas que incluso agregan un químico “repelente” de agua que es muy útil cuando llueve poco (aunque días como el viernes 7 de poco sirven esas tecnologías).

Si la ropa te provoca roces y habitualmente usas vaselina para protegerte, asegúrate de colocarte mas producto del habitual, con la ropa mojada ésta se pegará al cuerpo y el riesgo de lesiones por roce aumenta mucho más

- Usa gorra con visera: puede sonar y verse raro, pero la visera mantendrá las gotas lejos de nuestros ojos y será más fácil ver el camino y el tráfico.

- Si hace frió usa guantes específicos para runners,  los comunes de lana son útiles para días secos, pero si se mojan solo van a enfriar aún más tus dedos, además de hacerse muy pesados cuando acumulan agua

- Evita llevar objetos innecesarios: (celular, mp3, etc), realmente no los necesitas y pueden distraerte del terreno y el trafico al cual es mejor prestarles mas atención hoy. Además pueden mojarse y deteriorarse por la lluvia.

- Cuando las cosas se ponen complicadas y estas lejos de casa:

Si lo que era una llovizna, de repente se convierte en chubascos y/o agrega vientos fuertes, el riesgo de correr en ese clima vs el beneficio pasa a inclinarse hacia el primero.

Hay que buscar refugio, no sirve de nada hacerse el valiente y arriesgar a que nos caiga una rama encima solo para llegar a casa y postear en Facebook “entreno cumplido! Ni los rayos y el viento me detuvieron”.

Tomar el primer ómnibus o taxi que cruce es una medida inteligente…la alternativa es resguardarse en algún supermercado por ejemplo si prevemos que el chaparrón no va a durar demasiado.

Nunca resguardarse debajo de un árbol, y menos si hay tormenta eléctrica porque los árboles son los para-rayos naturales.


Una vez en casa:

- Cambiarse de ropa inmediatamente al terminar de correr, no pasar más de 5 minutos quietos con la ropa mojada porque al dejar de movernos rápidamente nos vamos a enfriar y aún en verano hay riesgo de hipotermia.

Tomar una ducha rápido antes de estirar puede ser la mejor alternativa, si no tienes ducha cerca asegúrate de ponerte ropa seca de forma inmediata (cambia las medias y la ropa interior también)


Cuidados del calzado luego de correr bajo la lluvia

Quítales la plantilla, abre bien los cordones y rellénalos con papel de diario o de cocina para absorber bien la humedad

Si puedes colgarlos en un lugar que corra viento mejor, sino espera a que salga el sol para secarlos bien.

Con todo lo que cuestan no está bueno dejarlos tirados por ahí esperando que se sequen solos

Que pasen muchas horas mojadas además hace que agarren mal olor y luego será más difícil quitárselo.



Queda abierta la sección comentarios para compartir sus experiencias y tips para correr con lluvia