sábado, 3 de mayo de 2014

Argumentos pseudo-profundos para responder cuanto te preguntan ¿porque corres?

Esto fue producto de una noche de insomnio durante 2011, cuando recién empezaba a correr  ... tres años mas tarde me sigo identificando con estas ideas:

¿porque corremos?

Para empezar habría que decir que la principal razón (y a la vez la mas simple) es “porque nos gusta”, razón mas que suficiente y que no requiere seguir argumentando...pero que rara vez deja conforme a quien formuló la pregunta.

Además en el fondo sabemos que hay mas razones.....

Las ganas de superarse
Las ganas de ganarnos a nosotros mismos
La satisfacción de plantearse una meta, ir a buscarla….y conseguirla.

Continuamente estamos buscando ser un poquito mejores que ayer, y mañana buscaremos ser un poco mejores que hoy.

Salir a entrenar le da sentido a cada día, ¿que haces el martes de tarde luego del trabajo? (Si se lo preguntas a alguien que no hace deporte verás que la vida puede ser muy aburrida).

Correr nos permite escapar de la rutina cotidiana... aunque irónicamente lo hacemos siguiendo una rutina establecida y bien planificada, rutina que no nos hace ninguna gracia tener que posponer para mañana.

No se trata solo de ir a entrenar y listo, sabemos que no es tan simple:
Somos deportista las veinticuatro horas del día, (también los fines de semana), corremos en verano y en invierno, en navidad y en nuestro cumpleaños, al sueño le damos la importancia que se merece, cuidamos la alimentación, usamos suplementos, vamos al masajista....

Correr es una forma de vida. Nos enorgullecemos por no fumar y no nos parece raro que alguien nos diga que no toma alcohol porque no se quiere "meter tóxicos".

Lo que realmente valoramos es la constancia, la disciplina, la auto-exigencia....porque sabemos que es la única forma de conseguir lo que queremos. No hay atajos, no hay magia...

No se trata de correr cada vez más rápido….(bueno…, ta….en realidad de eso se trata si)….. el punto es, que continuamente buscamos mejorar, queremos ir mas allá de lo que esperan de nosotros, queremos ir mas allá de lo que alguna vez pensamos que podíamos ir.

Muchas veces son mas necesarias la voluntad y la paciencia que la capacidad física: completar esa ultima pasada, lograr esos segundos menos, correr con lluvia, frío o viento…, no hay feriado que valga, no hay viernes, sábados, ni fiestas, no hay problemas laborales o familiares que interfieran, no hay exámenes no hay excusas...

También están las endorfinas y la dopamina (que inundan nuestro cerebro de forma masiva cuando corremos)... en el fondo somos adictos a estas sustancias... aunque eso nunca no lo vamos a admitir en público, "yo dejo de entrenar cuando quiera".... nos encanta esa sensación al terminar un entrenamiento difícil, una sensación de victoria, ... de habernos demostrado voluntad, ...de haber descubierto que sí teníamos fuerzas cuando parecía que estábamos agotados,... de descubrir que si apretamos un poco el cuerpo siempre responde, siempre.... de sospechar que la mayoría de las barreras están en la mente y que de a poco las estamos derribando.

Así que cuando nos preguntan ¿porque corren?:

La respuesta sería: nos gusta correr porque nos gusta superarnos, porque nos gustan los desafíos, porque queremos saber donde está el límite, corremos porque somos algo masoquistas... y aunque a veces no nos guste, corremos igual, porque también somos adictos a los quimicos que libera en nuestro cerebro (químicos legales ehhh)

Esto me hizo acordar una frase que dicen que es de Bob Marley: 
 "Para que correr y saltar si puedes fumar y volar"

Pero que podríamos reformularla en: "quien necesita fumar para delirar, si podemos correr y volar"