lunes, 30 de junio de 2014

Ejercicio para la salud parte 1


Nuestros genes son los mismos que hace 40 mil años atrás, pero nuestro estilo de vida ha cambiado muchísimo.

Antes había que moverse para conseguir alimentos, protegerse de los peligros y encontrar un sitio abrigado donde pasar la noche y nuestro cuerpo evolucionó para adaptarse a esas condiciones.
Si bien la esperanza de vida a duras penas superaba los 25 años, las muertes en su mayoría se debían a agresiones externas: traumatismos o enfermedades infecciosas… que hoy ya no suponen una amenaza importante a la salud gracias al avance de la medicina con antibióticos y vacunas.
El cuerpo del humano esta diseñado para estar en continuo movimiento, somos los animales más hábiles de la tierra para perder calor (sudamos, no tenemos pelos en el cuerpo, andamos erguidos), somos los mas hábiles para guardar grasa (preparándonos para sobrevivir futuras épocas de hambruna), no somos rápidos ni fuertes, pero podemos tolerar la fatiga durante mas rato que la presa y atraparla cuando ésta se detenga a recuperar el aliento.
Si nos movemos el cuerpo funciona bien, los músculos mantienen su tono y fuerza, la sangre fluye, el metabolismo se activa, etc.
Hoy vivimos mas años y nos morimos de causas bien diferentes, hoy apenas caminamos mas de 500 metros en el día, somos sedentarios… y es justamente por esa razón que aparecen las llamadas enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, aterosclerosis, presión alta, etc.).

Estas enfermedades tienen una cosa muy importante en común; todas se pueden prevenir si somos activos, si intentamos vivir más como nuestro cuerpo está preparado para hacerlo.
Caminar una o dos horas al día todos los días ayuda a mantener un peso saludable y nos aleja de la obesidad que es la previa a la diabetes y las enfermedades al corazón por colesterol alto.
El ejercicio aeróbico mantiene en forma al corazón y evita la presión alta.
Estas enfermedades crónicas se deben a un mal funcionamiento del cuerpo y no a una agresión externa, son enfermedades que si bien podemos tratar no tienen cura, y nos condenan a hacer tratamiento de por vida.
El tratamiento no necesariamente tiene que ser una pastilla.
Cualquier tratamiento, para que sea exitoso tiene que tratar la causa de la enfermedad y no el síntoma: si tienes las arterias tapadas por colesterol esta muy bien tomar pastillas que bajen el colesterol…pero está mucho mejor que dejes de meter colesterol en tu cuerpo y que empieces a quemar el que ya tienes adentro…¿y eso como se hace? Sencillo: comiendo sano y haciendo ejercicio aeróbico.
Si tienes presión alta, además de tomar la pastilla es mejor seguir una alimentación baja en sal…y si además le agregas 1-2 horas de ejercicio aeróbico diario, te aseguro que incluso podrás dejar la pastilla.
La resistencia a la insulina y varios casos de diabetes tipo 2 de reciente diagnóstico se curan bajando de peso y haciendo ejercicio a diario.
La demencia senil se previene con ejercicio...y el adulto mayor activo es mucho mas independiente y sano que el sedentario.
El cáncer de colon y el cáncer de mama son mucho menos frecuentes entre quienes se ejercitan a diario
Y los adultos activos tienen menos chance de sufrir depresión ansiedad, pánico y otras enfermedades derivadas del estrés.
Así que el ejercicio es una de las drogas mas poderosas que tenemos para enfrentar a la mayoría de las enfermedades que hoy en día nos matan.
Volver a las raíces garantiza una larga y saludable vida
Vinimos al mundo para movernos..y eso deberíamos estar haciendo todo el día


En la próxima nota mas detalle sobre cuanto, cuando y como moverse para mantenerse saludable