jueves, 26 de noviembre de 2015

Embarazo y ejercicio

Algo sobre lo que se escribe poco.

El embarazo no es por si misma una contraindicación para hacer ejercicio, mas bien al contrario, la embarazada activa podrá ver muchos beneficios tanto para su propia salud como para la de su futuro niño:
- Menos dolor lumbar y molestias en suelo pélvico.
- Menor incidencia de diabetes o hipertensión gestacional
- Menor ganancia de peso graso.
- Parto mas breve
- Niño con puntuación apgar mas alta.

Si bien no es recomendable que la embarazada comience a practicar deporte durante este periodo, se enfatiza en que una mujer que ya se ejercitaba de manera habitual al momento de quedar embarazada puede continuar con la actividad siempre y cuando se tomen ciertas precauciones respecto al tipo, frecuencia e intensidad del ejercicio


Si luego de una evaluación médica no se encuentran elementos que contraindiquen o limiten de alguna manera la prescripción del ejercicio, el objetivo será lograr 30 min de día de actividad dinámica aeróbica que involucre grandes grupos musculares a una intensidad ligera a moderada 3 a 5 veces por semana, sin olvidar los trabajos de fortalecimiento y flexibilidad los cuales serán indicados respetando las limitaciones que el propio embarazo implica.

Toda embarazada que se ejercita debe ser informada acerca de los riesgos y de los signos de alarma que hacen necesario detener de forma inmediata el ejercicio:
- mareo
- dolor de cabeza
- debilidad muscular
- sangrado genital o perdida de liquido amniótico
- reducción en los movimientos del feto
- dolor abdominal
- exagerada falta de aire y/o aumento de la frecuencia cardíaca para la exigencia del ejercicio.
- edema (hinchazon) en piernas.

También debe conocer en que condiciones NO debe ejercitarse
- Con calor (sea alta temperatura ambiental o por espacios cerrados), esto implica evitar el ejercicio intenso.
- Cuando hay alta humedad ambiental
- En posición acostada boca arriba (sobre todo en etapas avanzadas del embarazo)
- En ayunas
- Cuando haya riesgo de traumatismo o caídas (evitar deportes de contacto, equitación, surf, escalada y deportes con pelota)
- No debe bucear.

No voy a enumerar la lista de contraindicaciones para realizar ejercicio durante el embarazo, esas las conoce su deportologo y le va a indicar si ud tiene alguna.

¿Y luego del parto?

La indicación de cuando y como retomar la actividad se hará de forma individual, según el nivel de actividad que la madre tuviera antes del embarazo y el que mantuvo durante el mismo.
Se tendrá en cuenta si tuvo alguna complicación durante el embarazo o el parto, si fue cesárea o parto natural, etc.
El ejercicio bien implementado no afecta la cantidad ni la calidad de la leche materna.
No podrá competir hasta habber normalizado el tamaño uterino.