lunes, 23 de septiembre de 2013

Algo mas sobre la triada de la mujer deportista


Ya subimos un post acerca de la triada de la mujer deportista: síndrome dado por la presencia de alteraciones nutricionales, hormonales y disminución en la densidad mineral ósea que ocurre en mujeres que practican deportes. 

El factor en común y el desencadenante  que se identifica es la baja ingesta de calorías que no es suficiente para cubrir el gasto que el entrenamiento implica, sumado al gran estrés físico que el entrenamiento y las competencias suponen para el organismo, no obstante hay que agregar otro factor de gran peso: 

- el estrés mental
Que también influye, y mucho.

En deportistas de élite juega la presión por lograr las marcas,, por ganar, por clasificar, presiones de la directiva del equipo, presiones del entrenador, de la familia, de los sponsors…sumado a las propias presiones que cada una se impone…y sumado a las presiones laborales y las presiones sociales que como mujeres deben enfrentar (por mas igualdad de género, de la mujer se espera que sea capaz de cocinar, lavar la ropa, atender a los hijos, ir a los eventos sociales, estar siempre arregladas y depiladas, el pelo prolijo, el maquillaje, estar delgadas, verse bien y sin ojeras…no es changa ser nena!!)
















Hay deportes con mayor incidencia de la triada: deportes en los cuales se valora de forma positiva, o es necesario mantener un bajo peso corporal, practicar estos deportes pueden inducir a una mujer a recurrir a métodos poco saludables para bajar de peso, poniendo en riesgo su salud y rendimiento deportivo (gimnasia, ballet, nado sincronizado, atletismo, etc)

Hay bibiografía que sostiene que; entre las mujeres sedentarias, la incidencia de trastornos alimenticios rondaría el 1-5%, mientras que entre las mujeres que practican estos deportes la incidencia escala a cifras tan alarmantes como un 60% (si bien es variable según edad y deporte).

Entre las mujeres que practican atletismo de fondo la incidencia de alteraciones menstruales también ronda el 60% y aumenta junto al kilometraje semanal que entrenan.



La secuencia seria la siguiente: con el objetivo de rendir mas en un deporte en el cual se valora la delgadez, la mujer recurre a conductas extremas para bajar de peso rápidamente (recorta calorías, evita ciertos alimentos, se saltea la merienda, vomita, etc), el déficit calórico SUMADO al estrés por bajar de peso y rendir a nivel deportivo aumenta mucho los niveles de la hormona cortisol y eso hace que se suprima la función del ovario….en ese momento ocurren las alteraciones menstruales, se deja de producir suficiente estrógeno y por tanto se deja de ovular ….no tener estrógenos coloca a la mujer en la misma categoría que una menopáusica…empieza a perder hueso y a la larga la osteoporosis.... fracturas por estrés o patológicas

Hacer el diagnostico de la tríada en esta etapa es llegar tarde.

El aumento del cortisol que mencionamos en el párrafo anterior también tiene otros efectos negativos…favorece la perdida de músculo, va a bajar de peso si, pero va a rendir cada vez menos en su deporte (y quemará menos calorias generando un circulo vicioso), estará mas propensa a lesionarse y/o sobre entrenarse…todos hechos que seguirán sumando estrés psicológico a la deportista, al verse incapaz de cumplir con las demandas del entrenamiento, cada vez comiendo menos y aún con problemas para mantenerse libre de grasa.... y ver como sus marcas se estancan o empeoran..


La prevención es la clave

Si el deporte exige cierto peso o porcentaje graso y la mujer debe modificar su composición corporal, esto debe buscarse mediante el seguimiento de un nutricionista, para no afectar negativamente la salud ni el rendimiento en el proceso

Las atletas deben entender que un deportista no debe comer guiándose solo por la sensación hambre sino que deben comer por indicación (si entrenaste esto, te toca comer esto a tal hora etc)…porque a veces entrenar muchas horas o muy intenso suprime el apetito en los momentos en que es mas necesario.

También  los entrenadores y la familia juegan un rol importante, sobre todo aquellas chicas con baja autoestima y en las mas jóvenes que son quienes tienen mas riesgo de recurrir a conductas poco saludables si continuamente se les está repitiendo que están gordas y deben bajar de peso.

Si la deportista tiene sobrepeso se le debe proporcionar el contacto con un nutricionista especializado en deporte, evitando los comentarios negativos y el "estigma" al respecto.


A destacar….

La triada no siempre significa trastorno alimenticio…a veces ocurre un déficit calórico sin que la mujer lo busque de forma deliberada…por ejemplo en corredoras que aumentan su kilometraje semanal, empiezan doble horario, etc, pero no realizan ajustes a la dieta.
…en estos casos igual hay un fallo en la prevención, al no contar la deportista con la información básica de que la alimentacion debe ajustarse a la actividad y que los trastornos menstruales nunca deben asumirse como normales.

También vale aclarar que tener bajo peso (aun por debajo de lo ideal) no es equivalente a mujer con la triada, de hecho existen atletas muy delgadas que tienen función menstrual normal y cumplen con sus necesidades calóricas diarias, son delgadas por genética y entrenamiento, no por patología subyacente. 

Por ultimo atletas de alto rendimiento compiten con niveles de grasa muy bajos (tal vez debajo de lo saludable) pero no están así todo el año, en su planificacion hay periodos de bajo rendimiento en los cuales suben de peso y periodos de medio rendimiento en que mantienen niveles de grasa bajos pero aun saludables. Igualmente esto no es aplicable a las deportistas de nuestro medio. Ni siquiera en las de "elite" se justificaría hacer algo así pensando en el nivel que tenemos y en su vida luego del deporte.

Generando un poco más de conciencia

--> Mas de 5 años con alteraciones menstruales provocan cambios irreversibles en la masa ósea y el riesgo de fracturas se hace altísimo.

--> El hipoestrogenismo también compromete la fertilidad de la mujer.

--> El tratamiento la obligará a alejarse del deporte con objetivos de rendimiento por un tiempo...., por lo cual es vital la prevención y detección en etapas tempranas para no tener que poner una carrera deportiva en pausa, o terminarla de forma prematura

--> Cualquier mujer que haga deporte puede sufrir la triada. El ejercicio físico, aun con fines recreativos, es un estrés para el cuerpo, si el descanso y la alimentación no son adecuadas a las demandas y además sumamos el estés laboral y familiar, los mecanismos de compensación del cuerpo pueden verse superados a umbrales tan bajos como correr 2 veces por semana, o ir al gym a diario