viernes, 25 de diciembre de 2015

Mujeres y rendimiento en carreras



Si analizamos los récords mundiales para diferentes pruebas de fondo:

- 5000 mts: 12:37 masculino vs 14:16 femenino (12% diferencia)
- 10 km:: 26:17 masculino vs 29:31 femenino (11% diferencia)
- 42 km: 2:03 masculino vs 2:17 femenino (9% diferencia)
- 100 km: 6:13 masculino vs 6:33 femenino (6% diferencia)

La diferencia de rendimiento entre hombre y mujeres es clara y aumenta a medida que se reduce la duración de la prueba.

Esto se explica por razones biológicas, pero también hay factores psico-sociales que inciden.

Dentro de las razones biológicas se citan: el menor tamaño corporal (pulmones y corazones más chicos, menor masa muscular), el mayor % de grasa corporal esencial, las diferencias biomecánicas (caderas más anchas – mayor ángulo Q, mayor laxitud ligamentaria) y las diferencias fisiológicas (mayor dependencia del metabolismo de las grasas, menores concentraciones de Hb, variaciones mensuales en el entorno hormonal, etc.).

Dentro de las razones psico-sociales se destacan la menor participación de las mujeres en actividades deportivas de competencia durante la infancia y adolescencia temprana y la maternidad a la edad del máximo rendimiento deportivo en atletismo (22-32 años). Sumado a una serie de construcciones sociales acerca del rol de género que no fomentan la competitividad y el entrenamiento duro entre mujeres por considerarse valores masculinos.

Seguramente de no mediar estos factores psico-sociales el rendimiento femenino se acerque un poco más al masculino, pero los factores biológicos siempre serán una limitante que no se puede eliminar.

Pero luego de analizar estos números se hace evidente que existe la clara tendencia a un mejor rendimiento femenino a medida que la distancia de la prueba es mayor: de un 12% de diferencia en 5km a un 6% de diferencia en 100km.


Y cabe preguntarse si al seguir aumentando la distancia de la prueba las mujeres sean capaces de igualar o superar el rendimiento de los hombres.

Como se explica este mejor rendimiento?

Para carreras de mas de 42km no es necesario tener un VO2 max altísimo para conseguir un buen rendimiento, así que las diferencias en el tamaño del corazón, pulmones y masa muscular dejan de ser una desventaja relevante. 
De hecho esta menor masa corporal pasaría a ser una ventaja para pruebas de muy larga distancia al requerir un menor costo energético para el desplazamiento.

Mayor dependencia del metabolismo de las grasas seguramente sea beneficio en largas distancias cuya intensidad no depende tanto de las reservas de carbohidratos como de la eficiencia en la metabolización de las reservas grasas.

La mente: factor relevante en ultramaratones….y no hay que ser científico para reconocer la mayor tolerancia al dolor que el sexo femenino tiene.


Hay un estudio publicado en julio de 2015 en el cual, luego de examinar la función neuromuscular de los cuádriceps y sóleo de 20 ultramaratonistas de trail experimentados (10 hombres y 10 mujeres), concluye que luego de una carrera de 110km la capacidad de producir fuerza a disminuido en los 20 corredores, pero de forma menos marcada en las mujeres. 
Esto habla de una menor fatiga periférica entre las mujeres.



La fatiga se define como una reducción en la máxima contracción muscular voluntaria, y ocurre frente a una actividad que excede en intensidad o en duración a la capacidad del organismo para mantener la homeostasis intracelular e intercelular.

Si bien se reconocen dos formas de fatiga: fatiga periférica (vinculada a depleción de sustratos y daño en las fibras musculares) y fatiga central (vinculada a un agotamiento en los neurotransmisores a nivel de la moto-neurona medular). La fatiga que aparece en carreras de fondo es la periférica.

Un músculo más resistente a la fatiga podría en parte ser una de las explicaciones acerca del mejor rendimiento femenino a medida que la distancia de la prueba aumenta y es sin dudas una adaptación evolutiva favorable a la caza por persistencia y actividades de recolección que se supone eran la forma de sobrevivir de nuestros antepasados, donde tal vez la mujer también se encargaba de esas cosas?  



Referencias:

- Temesi J, Arnal PJ, et al. “Are Females More Resistant to Extreme Neuromuscular Fatigue?” Med Sci Sports Exerc. 2015 Jul;47(7):1372-82

“Can neuromuscular fatigue explain running strategies and performance in ultra-marathons?: the flush model.”  Sports Med. 2011 Jun 1;41(6):489-506.