viernes, 5 de junio de 2015

Lo que mata es la humedad.


Todo el mundo sabe que los días húmedos se hace mas difícil correr.

Acá te cuento porqué:

Cuando los músculos se contraen generan calor, ese calor se acumula adentro del cuerpo y debe ser eliminado antes de que la temperatura interna suba demasiado y los órganos empiecen a fallar.

Las glándulas sudoríparas empiezan a actuar y la transpiración comienza. 
Cuando el sudor se evapora sobre la piel se lleva ese calor interno.

Pero si la humedad del ambiente es muy alta, el aire está tan saturado de agua que ya no puede aceptar el agua del sudor.

Si no hay una corriente de aire cerca (que ayude un poco a la evaporación), el sudor comienza a gotear al suelo, se moja la ropa y el mecanismo que teníamos para perder ese calor interno deja de ser eficaz.


Cuando la temperatura interna es mayor de 38°C el cerebro manda señales de alarma que sentimos como fatiga y el rendimiento deportivo baja.

Mientras tanto seguimos sudando (perdiendo agua) y si la tasa de ingesta de agua no iguala a la tasa de sudoración empezamos a deshidratarnos.

Cuando hay menos agua en el cuerpo, hay menos agua en la sangre.
El corazón tiene que trabajar más para bombear suficiente sangre a todos los órganos y algunos inevitablemente empiezan a ver comprometido su aporte. 
Los músculos activos demandan un gran porcentaje de esa sangre (necesitan oxígeno y azúcar para funcionar), y el intestino recibe cada vez menos: se hace difícil digerir el agua o bebidas deportivas si el intestino no está recibiendo la adecuada cantidad de oxígeno y nutrientes 

(¿notaste el círculo?)

El concepto es que la temperatura interna de una persona sube más rápido si la persona está deshidratada 
“Una caldera con medio litro de agua hierve más rápido que una con 2 litros de agua” 


Y el riesgo de golpe de calor es alto.

Pero sin irnos a extremos graves, una temperatura elevada hace que se recluten menos fibras musculares (mecanismo de defensa: reclutas menos fibras, vas más lento, generas menos calor y tu temperatura no sube tanto) y el ritmo/velocidad/rendimiento empieza a caer.

¿Quiénes sufren más?
- Los que van más rápido (porque generan más calor)
- Los más pesados (mas masa muscular activa = más calor) (mas grasa aislante = más dificultad para perder calor)
- Los que no están aclimatados al calor y al clima húmedo (como todo, esto se entrena)

La humedad ambiente también cambia la percepción de la temperatura. (la famosa "sensación térmica" ¿no?)


Un día de 23°C con 35% de humedad se siente como de 23°C, pero si la humedad es del 85% se sentirá como de 31°C

(Ta... en la foto no se cuenta el factor viento)

Así que un día como hoy, (100% humedad) olvídate del entrenamiento de calidad o la mejor marca personal en carrera, habrá que hacer “ajustes por humedad”

Y acá ya  tenés otro pique para decidir a qué ritmo largar la 5k de VO2 el próximo 13 de Junio.

Corredor inteligente corre con ventaja!