sábado, 17 de diciembre de 2016

Cafeína y deporte


En notas anteriores hemos visto que la cafeina puede ser una interesante ayuda ergogenica a la hora de practicar deportes.
Cuando se consume la dosis justa de cafeína aumenta la activación y se reduce la percepción de fatiga.
Pero si nos pasamos de 2mg/kg los efectos adversos aparecen: aumento de la FC, sudoración excesiva, diuresis....y arritmias,A continuación un fragmento de la carta al editor publicada en los anales de pediatría en 2012, donde se refiere al caso de un adolescente que tuvo una arritmia y un desmayo producto del consumo de bebida energética con cafeína previo al ejercicio

El consumo de bebidas energéticas se ha incrementado en los últimos años entre la población general y en particular esto ha sido más acusado entre los adolescentes, formando parte de sus hábitos. Se ha referido que estas bebidas incrementan el estado de alerta y la resistencia física, aunque por su composición producen euforia por las altas dosis de cafeína presente, además de otras xantinas, azúcares, taurina y otras sustancias en cantidad variable cuyos efectos sinérgicos son desconocidos. A su vez, la fibrilación auricular es una patología infrecuente y el consumo de excitantes podría estar implicado como desencadenante.
Presentamos el caso de un adolescente de 13 años, jugador de fútbol, sin antecedentes personales o familiares de interés cardiológico. 
Durante un entrenamiento presentó un episodio sincopal autolimitado precedido de palpitaciones; se recupera e, inmediatamente, presenta un segundo síncope. Tras un minuto recupera la consciencia y se encuentra bien e intenta continuar, siendo entonces remitido al hospital, donde se le monitoriza.
 Está hemodinámicamente estable, con ritmo cardíaco irregular de 100-180/min y taquipnea (45 respiraciones por minuto). 
Presión arterial 132/68 mmHg. El resto de los signos vitales son normales. 
A la auscultación se aprecia un soplo de características funcionales. Presenta euforia. En el electrocardiograma se aprecia una fibrilación auricular .
El paciente confesó la toma habitual de bebidas energéticas de varias marcas habiendo ingerido una de ellas previo al entrenamiento (volumen 250 ml con cafeína 341 mg/l y taurina 4 g/l). 
En al menos otras 2 ocasiones tuvo síntomas similares tras la ingesta de estos productos.
Puedes leer el artículo completo en:
http://www.sciencedirect.com.proxy.timbo.org.uy:443/science/article/pii/S1695403312002597?

Recuerda, mas no es mejor... ayudas ergogénicas si, son validas, sirven, pero a la dosis adecuada y asesorado por los que saben.

Me voy a correr